en Linux, Reflexiones y Debates

Ya lo mencioné en mi artículo anterior cuando decía:

La mayoría de los que estamos en este mundillo sufrimos del sesgo de la mirada de nuestra propia concepción. Es decir que como para nosotros la terminal es fundamental, tendemos a pensar que es lo mismo para el resto, pero no siempre es así.

y realmente me gustaría desarrollar un poco más esa idea. Porque es algo que nos afecta a todos y es normal que así lo haga.

Por lo general, nosotros no vemos la realidad. Sino que percibimos una fracción acotada según nuestras propias posibilidades. Dentro de esas posibilidades es donde hago el rejunte de nuestros sentidos, nuestros valores, nuestros conocimientos, mejor dicho de todo aquello que condiciona nuestra percepción en un sentido u otro.

Esto nos afecta en todos los ámbitos de la vida, no puedo ver aquello que no se que existe y con esa idea clara, paso a lo que deseaba hablar y pondré un ejemplo de la comunidad linux y similares.

elmapanoeselterritorio

Muchos de nosotros, y me incluyo en eso, cuando hacemos comentarios o respondemos consultas de otros usuarios lo hacemos, como es lógico, desde nuestro propio punto de vista. La mayoría, de forma inconsciente, lo hace así y no lo ve desde los ojos del otro.

Es en esos casos cuando hacemos afirmaciones como:

  • “la terminal es fundamental, y nadie puede usar linux sin ella”
  • “Linux es muy sencillo, solamente tenés que editar /etc/loquesea.conf siguiendo las man pages”

De lo que no somos conscientes es que esas afirmaciones no son absolutas y son totalmente sesgadas por nuestra percepción. Dicho de otra forma:

  • “la terminal es fundamental (para mí) y (a mí) me cuesta imaginar como usar linux sin ella”
  • “Linux es sencillo (para mí), solamente tenes que editar /etc/loquesea.conf siguiendo las man pages (que yo ya conozco y se usar)”

9368241_orig¿Se nota la diferencia? Lo que a mí me parece algo sencillo o fundamental, a otro puede parecerle complicado o completamente inútil. Y ninguno de los dos estará equivocado, porque cada uno tiene razón si lo vemos desde sus puntos de vista.

Antes que alguno me salte a la yugular, notese que hablo de parecer y de percepciones. No estoy juzgando el valor de la herramienta, sino la utilidad que tiene al individuo.

¡Y esa es la clave todo! Puedo tener el mejor destornillado automático del mundo, pero si no lo sé usar no me sirve para nada. Mientras que tal vez con un destornillador manual hago el trabajo sin problemas. Y no todo lo que es bueno para mí, es igual para el resto. Lo importante es el usuario y no la herramienta. Nosotros no somos todo el mundo.

 

Posiblemente te interese

  1. En ocasiones me dicen: “bueno, es tu opinión”. Y yo siempre respondo lo mismo: “Por supuesto, mía nada más, y no creo que haga falta especificarlo en cada frase”. Sobre todo si se publica en un blog personal, que es lo que yo tengo. A veces nos olvidamos de lo más básico, que todo son opiniones y que todas son igual de respetables.

Los comentarios están cerrados.