¿La producción masiva de anime actual está perjudicando el futuro de la animación japonesa?

¿La producción masiva de anime actual está perjudicando el futuro de la animación japonesa?

¿La producción masiva de anime actual está perjudicando el futuro de la animación japonesa?

Hace unos meses, mi amiga Pamela escribía sobre este tema dentro de la editorial de la revista JapanNext. Así que acá les dejo un extracto de aquel texto para ponernos en tema:

“… hay dos aspectos que llaman poderosamente la atención. Uno es que la cantidad de estrenos se ha reducido y la otra es que, en proporción, la cantidad de anime moe sigue en aumento.

Teniendo en cuenta esto, para poder entender la actualidad otaku en Japón, es necesario referenciar a la última gran discusión originada en el foro 2chan, que dio inicio a los caratulados otaku A y B. Los primeros –menos consumistas– están más interesados en la historia y calidad de la producción; los otros –más consumistas– evalúan a los personajes y el moe para decidir qué serie mirar.

Quizás, el hecho de que los otaku que consumen más merchandising, o que pasan más tiempo frente a sus televisores, prefieran el tipo de anime “sin contenido” es la razón por la que el mercado de la animación japonesa está marcando claramente una tendencia que puebla los canales nipones de series que basan su popularidad en el combo “lindo diseño y seiyuu adecuada”.

Sin embargo, en la carrera de los estudios por hacer cada vez más series con el fin de que al menos una triunfe, la propensión a disminuir la calidad y el alejamiento de las técnicas clásicas de animación, reemplazadas por el uso de computadoras, hacen que en su conjunción salgan al mercado anime genéricos que ya no complacen a ninguno de los dos tipos de otaku encasillados.

Esto lleva a pensar si la producción masiva de anime, ya sea para un público u otro, beneficia o perjudica la reputación de la antes tan aclamada animación japonesa, de la que ya hace un tiempo han surgido rumores incluso de extinción, basados en la crisis mundial. Inevitablemente, la balanza que mide cantidad y calidad se está inclinando y es bien sabido que lo mejor es siempre buscar el equilibrio.”

Creo que Pamela ha sido elocuente en ésto. Y, hablando desde mi experiencia personal, he venido notando mucho esto desde hace un tiempo.

Si tuviera que encasillarme, creo que lo haría como “Otaku A” en donde prefiero calidad e historia. Además, cada año veo menos y menos anime ya que no consigo encontrar series nuevas que llamen mi atención como antes. Incluso en el manga, estoy leyendo más series viejas que nuevas. En otras palabras, hace unos años era un fan activo dentro del mundo del anime,  llegando incluso a ser redactor/diseñador de una revista online como Japannext y hasta haber estado junto a Pamela al frente de un stand en una convención promocionándonos. Mientras que, hoy en día, si estuviese en un proyecto similar realmente me sentiría sin nada que decir.

Realmente no se cual sea su opinión sobre el tema, o cuantos de ustedes son fans del anime activamente, ya que calculo que la mayoría de los que leen el blog lo hacen por el lado informático del mismo. Pero, viendo como se va pintando el panorama y de no cambiar nada al respecto, creo que estamos siendo testigos del comienzo de la agonía del anime como lo conocemos.

¿Ustedes que opinan?

El texto de Pamela es parte de la editorial del número 31 de Japannext y está bajo una licencia Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Compartir Obras Derivadas Igual 2.5 Argentina.

Sebastian Alvarez Duran

Soy de Buenos Aires, Argentina. Soy Licenciado en Hotelería, aunque la informática es mi mayor hobby. ¿Qué es lo más positivo de tener el blog?: El poder expresarme, compartir lo que he ido viendo y aprendiendo, conocer gente. Creo que el blog es como una ventana abierta al mundo en donde todos podemos enriquecernos de ella.

12 thoughts on “¿La producción masiva de anime actual está perjudicando el futuro de la animación japonesa?

  1. Saludos:

    Hace varios meses atrás (para ser precisos, en Enero) tuve una conversación con un conocido mio (un otaku veterano que actualmente ya no ve casi nada de anime por las mismas razones que tú comentas).

    Aquí narro la conversación que tuvimos:

    – El año 2009 fue peor que el 2008, ninguna serie llamó mi atención… por lo que casi no vi anime.
    – ¿En serio? A mi me pareció un año bastante bueno, incluso algunas series las he agregado a mi lista de Legendarias.
    – Nahhh… no se comparan al anime que veía en mis tiempos… ahora todo es marketing, para mí el anime está muriendo.
    – Hmm… pues no estoy de-acuerdo, a ver. ¿Qué series has visto el año pasado?
    – Varias, pero de algunas solo vi un par de capítulos porque me parecieron tan malas que no quise ver el resto, otras si las terminé pero no fueron la gran cosa: Queens Blade, K-ON, Ladies versus Butlers y Kampfer.
    – Ya veo… entonces no has visto nada. — En ese momento prendí la PC y le mostré otros títulos del 2009.
    a) Sora wo kakeru shoujo
    b) Seiken no Blacksmith
    c) 11eyes
    d) Seitokai no Ichizon
    e) Sora no Otoshimono (el segundo ending ES EPIC AWESOME!, nadie lo podrá negar)

    Ser Otaku no significa ver una serie y nada más, sino disfrutar analizarla (ya sea moe comercial o lo que sea). Yo me consideron del tipo “C”. Me gusta ver una serie por su argumento y también por su factor Moe. No le veo nada de malo. (Casi como Souichirou: No es que me gusten lolis, sino que también me gustan lolis) >_<

    Lo que pasa es que actualmente la gran mayoría de personas que ven anime NO SON OTAKUS, antes era algo que te diferenciaba del resto, AHORA SE HA VUELTO POPULAR.

    Por lo tanto, Japón ha visto que un nuevo mercado ha llegado. A mi parecer no es que la industria vaya a desaparecer o como muchos dicen "se haya corrompido" sino todo lo contrario. Simplemente ha llegado otro mercado, el anterior sigue.

    Han habido muchos experimentos, uno de ellos es Suzumiya. Unos vieron una chica medio loca que podría ser un dios, con animación de muy alta calidad. En cambio hay quienes vieron a un héroe tras todo el embrollo… (spoiler).

    Como ésta serie, pocas han logrado satisfacer ambos mercados (Evangelion también fue una serie atrajo a un montón de fanáticos, así no estuviesen interesados en la trama, pero en ese entonces las series "populares" eran muy pocas).

    Incluso se me viene a la mente grandes títulos como "Kyouran Kazoku" y "MAcademy Wasshoi", series con excelente argumento oculto tras técnicas Moe y Fanservice experimentales de las que casi en ningún blog de anime las he visto reseñadas.

    Sin mencionar la OVA de "Kowarekake no Orgel" que viene a ser MOE en su máxima expresión pero justamente utiliza ese recurso para resaltar aún más el drama de la historia.

    En fin, no veo que se esté perjudicando a la industria del anime, lo que veo es UNA EVOLUCIÓN, nuevas tendencias, nuevos paradigmas…. y ME GUSTA. (Pero es bien sabido que es muy difícil adoptar nuevos paradigmas).

    Aclaro es todo a opinión personal.

  2. Entiendo tu punto en cuando lo que le mostraste a tu amigo, pero yo apunto al tema que, hoy en día hay tanta oferta… y realmente son pocas las buenas series. Ponele, en un año de 40 estrenos, solo 4-5 valen la pena realmente. Antes, era más balanceado eso.
    En los últimos años, sí, es cierto que ha habido joyitas geniales, personalmente me encantó la saga de Higurashi no Koro ni. Pero se suman dos factores clave en esto:

    1_ Cada día hay más y más series, en donde, por cantidad, terminan opacando a varias de calidad (que encima son pocas). Es justo como vos decís, como el caso “Kyouran Kazoku” que podrán tener buen argumento, etc… pero son tapadas por el resto y realmente, yo tampoco he visto mucha difusión de ellas. O sea, talves hay menos o talves hay la misma cantidad de series buenas que había antes, pero ahora hay tantas mediocres que opacan al resto. Como dije en el título, hay mucha “producción en masa” de anime.

    2_ Y creo que que es factor medio personal también. Es que, por un lado, se popularizó mucho el anime y se está volviendo una moda. Hay es donde cae mucho el otaku tipo B, que suele seguir la moda. Y, al menos en mi experiencia, es un público muy puber-adolecente.
    Y, ponele mi caso, ya no tengo 15 años, como cuando hacía colas de 4-5 para entrar a una proyección de anime. Ya tengo 25, considero que he “madurado” en esos años, y mis gustos “han madurado” junto a mí y posiblemente busque otra cosa hoy en día, otro tipo de estilo o serie de la que hubiese buscado a los 15. Y ahí creo que hay falla en el anime actual. A diferencia de antes, hoy en día la mayoría del anime apunta al publico joven, dejando de lado al joven-adulto que busca algo diferente. O sea, a mi edad, ya me canse del fanservice y el moe desmedido. Un poco puede ser bueno, pero cuando se abusa pierde valor. No se, por citar un ejemplo… a los 20 buscaba mangas estilo kenshin, hoy prefiero un vagabond.
    Y creo que eso le ha pasado a muchos de los otakus de la vieja escuela, hemos crecido y estamos descubriendo que el anime no creció con nosotros.

  3. Buenas como va? mirá, yo no me considero otaku veterano ni nada por el estilo (de hecho empecé a ver anime hace unos 3 años) y con un par de amigos tenemos la misma perspectiva que vos, es preferible la calidad e historia en un anime, especialmente estando fuera de japón donde el marketing o las cosas que pueden atraer al público general de japón a nosotros no nos pasan ni de cerca.

    Basándome en mi experiencia (que no es mucha) también noto un decrecimiento en los animes con buena historia que salen cada año, es verdad que llevo poco tiempo viendo, pero he visto animes “viejos” como evangelion, monster y demás en los cuales no es precisamente necesaria la “calidad en los dibujos” o el fanservice que tengan, o las seyius indicadas (aunque por lo menos hay que verlo en japonés, traducido todo anime suena horrible xD), sino que la historia era suficientemente buena para tenerte sentado en la silla a diferencia de ahora que por ejemplo en el “genero” slices of life (creo que era asi) ves 2 capítulos y ya viste toda la serie, el resto es relleno.

    En fin espero que el balance vuelva y veamos más y mejores (digo más de los buenos) animes en temporadas venideras. Felicitaciones por el blog seguí asi

  4. Entiendo que la cantidad y variedad siempre trabaja en pro de la mejoria de las producciones, aunque lo cierto es que el anime no es el cine que mas me guste. Aun asi, he de reconocer que esta en auje y por eso hay tantas producciones.

  5. Esta crisis también la he percibido, es por eso que he perdido interés en el anime y leo animes viejos too ( ergo proxy, lain, ghost in the shell, cowboy bebop, soul eater) ya que los nuevos los veo “planos” sin contenido atractivo y con que se hace uso excesivo de humor japonés hasta al punto de ser infumable. animes con argumentos regularmente basados en universos fantásticos donde se puede vaciar ideas para secuelas y episodios inagotables, relleno también, suficiente para varios años en el aire y en el mercado del manga (dragon ball, naruto, bleach, one piece).

    :!: yo desde que tengo 13 he querido hacer un anime y ya tengo todos los personajes y sus diseños, solo algunos con nombre aún trabajo en eso, la historia (a mi parecer es coherente y engancha, yo lo tenia proyectado para ser dirigida a un publico adulto) incluso tengo ideas para una segunda temporada xD, genero shonen y seinen, gore, drama, horror, fantasia etc. pero quisiera poder realizarla en japón, presentarle el proyecto a un estudio (bones, madhouse,etc) pero necesito un contacto alguien a quien presentarme mi proyecto la verdad me siento en un callejón sin salida y pienso abandonar la idea. el anime esta pasando por el efecto “snowball effect” o efecto bola de nieve, va seguir incrementando su tamaño hasta el punto de ser peligroso para su propio bien y predecible.

  6. Lo que tengo entendido es que la industria tenía unas ventas de ¥ 200 mil millones al año, pero gracias a los fansubs que suben animes casi inmediatamente después de su emisión en japón, las ventas totales se redujeron a casi 20 mil millones de yenes a partir del 2006 y el presupuesto para hacer animaciones se redujo. Después de un tiempo Yamaguchi de la Asociación de Animadores Japoneses predijo que al final la calidad, no la cantidad, vendría a ser acentuado.

    Perdón por no ser muy claro

    1. Concuerdo es que tiene mucho sentido el hecho de que al bajar las ventas, disminuya la producción. Pero a su vez, creo que si, como pasa hoy en día, prima la cantidad frente a la calidad, eso también influye y mucho. Es decir, Si voy a comprar algo, quiero que sea algo bueno y no cualquier porquería.

      Al menos yo no tengo problemas en comprar mangas o pagar la suscripción a crunchyroll, pero eso lo hago si me gusta el manga que voy a comprar. No compro por comprar

    2. Bueno si el anime sigue así, tal vez sea porque no se halla recuperado, o la gente le guste comprar porquerías, o los que hacen animes sean otakus tipo B, o sino una combinación de las 2 o las 3 razones.
      Bueeeeno yo hoy en día no estoy viendo muchos animes ya que muchos de ellos no me gustan ni interesan y me parece más entretenido ver videos de Tenes Milanesas Graciela.

      http://www.youtube.com/watch?v=jAfyMcEq6k8

      PD: De aquí saqué la información http://amontandon.blogspot.com.ar/2009/04/el-futuro-de-la-industria-del-anime-en.html (Debí poner este link antes).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>